Los humidores de puros

Cómo utilizar los humidores de puros

  1. Empapa un trapo limpio con agua destilada. Moja el trapo sólo lo suficiente, de manera que esté todo embebido en agua pero que no gotee.
  2. Limpia el interior del humidificador con el trapo humedecido. Esto curará el cedro y asegurará que el nivel de humedad permanezca constante.
  3. Coloca un trapo mojado dentro del humidificador en la parte superior de un trozo de envoltura plástica. Asegúrate de que el trapo no toque la madera.
  4. Llena el dispositivo de humidificación del humidificador con agua destilada. Limpia cualquier exceso de humedad del exterior del dispositivo de humidificación y colócalo de regreso en el humidificador.
  5. Cierra el humidificador y deja que se asiente por 24 horas. Esto permitirá al cedro dentro del humidificador absorber la humedad consiguiendo así su curación
  6. Limpia el interior del humidificador con el trapo por segunda vez. Cierra el humidificador sin el trapo adentro y espera otras 24 horas.
  7. Coloca tus puros dentro del humidificador.
  8. Mantén el nivel apropiado de humedad dentro de tu humidificador. Los puros deberán ser almacenados a temperatura ambiente con un nivel de humedad entre 68% y 72%. Añade más agua destilada a tu dispositivo de humidificación cuando los niveles de humedad caigan por debajo de este rango.
  9. Permite que tus puros se añejen en tu humidificador. Puedes disfrutar tus puros sin añejarlos, pero si les das al menos de dos a tres meses en tu humidificador mejorarán gratamente su sabor.
This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Login

Este sitio web utiliza cookies. Más información